Premisas para la concepcion de un programa radial

Premisas para la concepcion de un programa radial
Publicado:

Si bien en su momento la radio pudo ser vista como una amenaza para la prensa escrita, en la primera mitad del siglo XX ambas compartieron protagonismo con el cine; en la segunda mitad de la centuria la televisión se convertía en la gran estrella; y hacia los años 90, con la aparición de Internet, el medio virtual adquiere un protagonismo cuyo progresivo y exponencial incremento ha sido incluso interpretado como una amenaza contra la supervivencia de los llamados medios tradicionales, aunque más bien lo que se ha visto es la asimilación de ellos en el llamado lenguaje multimedia. 
En la misma dirección es posible decir que desde su génesis —en la segunda década del siglo pasado—  la investigación de la comunicación de masas se haya intensificado, replanteado y complejizado cada vez más, desde diversas perspectivas y enfoques metodológicos y consolidandose su interdisciplinariedad.
Sin embargo, al estudiar la evolución de la investigación de la comunicación de masas es posible distinguir también una evolución conceptual en torno a las funciones y los impactos sociales de los mass media. Funciones que abarcan un espectro donde se incluye lo informativo, recreativo, educativo; e impactos concebidos al estilo de la teoría hipodérmica (ya trasnochada en el campo teórico, pero muy vigente, por desgracia, en la práctica), o de otros más integradores como la hipótesis de la agenda-setting. 
Este estudio se inscribe dentro de los estudios comunicológicos centrados en el medio radial, que en nuestro país continúa siendo uno de los pilares del sistema de la comunicación social. 
Factores varios garantizan que así sea, como su rentabilidad económica, la larga tradición de realización y escucha radiales de nuestro pueblo, y la política gubernamental de mantener y potenciar la red nacional de emisoras como vía de información y formación de valores ideológicos y estéticos en la población;  sobre todo a partir del llamado Periodo Especial, en la década del 90, cuando la recesión económica obligó a reducir dramáticamente la tirada de publicaciones y las transmisiones televisivas. 
Además, la radio, como medio difusor, aún hoy ofrece ventajas considerables como una amplia difusión popular, la posibilidad de llegar a muchas personas de forma simultánea, con acceso directo a los hogares de los destinatarios; la instantaneidad e inmediatez;  un largo alcance y el menor costo per cápita entre los medios de comunicación masiva . 
No obstante, es innegable que limitaciones como la unisensorialidad, la ausencia del interlocutor, y la fugacidad de la radio  han condicionado su repliegue frente a otros medios de comunicación más atractivos e interactivos, así como también han condicionado la consolidación de un lenguaje radiofónico con características muy específicas para garantizar la calidad de sus mensajes. 
Crear un nuevo espacio en la radio –como en cualquier otro medio de comunicación- es siempre un reto. En este caso se trata de un espacio informativo, un noticiero, programa que como plantean varios teóricos constituye la médula de la programación de una emisora y que se caracteriza por ser de los más estables de la parrilla radial.